inicio | contacto | buscador | imprimir   
 
· Presentación
· Trayectoria
· Artículos y notas
· Newsletter (español)
· Newsletter (english)
· Radar Internacional
· Tesis de posgrado
· Programas de clase
· Sitios recomendados

Publicaciones
· Argentina y Brasil en
el sistema de relaciones internacionales
· Momentos y Perspectivas


  Félix Peña

ARTÍCULOS Y NOTAS DE PRENSA
2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009
2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004 | 2003 | 2002 | 2001 | 2000 | 1999
1998 | 1997 | 1996 | 1995 | 1994 | 1993 | 1992 | 1991 | 1990 a 1968
  Revista Mercado | Agosto de 2017
Inserción argentina en un mundo que cambia

¿Cómo desarrollar estrategias para aprovechar oportunidades resultantes de profundos cambios en el mundo que nos rodea? Negar la profundidad de tales cambios o no entender su dirección y alcances, sería negativo para nuestro país.

Al menos tres factores explican nuevos escenarios internacionales con impactos en el valor relativo que un país tiene para otros.

Uno es la población mundial. No sólo más gente, sino que el crecimiento demográfico y las pirámides de edades, generan un mapeo poblacional con marcadas diferencias a los del pasado. En términos relativos países de Asia, África y América Latina, adquieren hoy un protagonismo creciente en las relaciones internacionales, sean políticas, económicas o culturales. Es una población en la que la distribución del ingreso da lugar a un fenómeno con incidencia en comportamientos sociales, expectativas de vida, y niveles de consumo. Es el del crecimiento de la clase media urbana, con capacidad de consumo, nivel de información sobre sus opciones y, por ende, empoderamiento relativo, imposibles de ignorar en las estrategias de inserción en el mundo de cualquier país.

El otro es la conectividad de naciones y mercados. Conexión física, pero también económica y cultural. Por los cambios tecnológicos el mundo está más conectado. Bienes y servicios, ideas y valores, costumbres y pautas de consumo, tienden a asimilarse y, a la vez diferenciarse, en buena medida por factores culturales. Es un mundo que al estar más conectado, es más similar en muchos aspectos y más diferenciado en prioridades y expectativas. Entenderlo es una necesidad creciente para quienes intenten competir con éxito por los mercados mundiales.

Y el tercer factor es que todos los protagonistas -naciones o regiones, consumidores o productores, empresas o ciudadanos- perciben múltiples opciones para lograr sus objetivos. Entender la dinámica de tales opciones será en adelante condición necesaria para competir y negociar.

Lo dicho señaliza la entrada en un mundo dinámico, complejo e impredecible. Requerirá conciliar visiones e intereses de corto plazo, con los del muy largo plazo. Requerirá identificar y valorar, todas las opciones factibles. Y también capacidad de prever y captar a tiempo continuos desplazamientos de ventajas competitivas entre naciones, originados en cambios tecnológicos, en variaciones del poder relativo de los protagonistas, o en transformaciones culturales que incidan en valores y prioridades en distintas naciones.

Tres consecuencias pueden extraerse para la estrategia internacional de la Argentina. Una es la necesidad de tener diagnósticos de calidad sobre cambios que se operan en todas las regiones y países, pero con incidencia potencial en la capacidad de la oferta argentina para competir en sus mercados. Implica esfuerzos organizativos para aprovechar la capacidad instalada en el plano académico en todos sus niveles.

Otra es el desarrollo de capacidades de negociar en todo el mundo a la vez. Implica no privilegiar uno u otro. Para un país con las ventajas que tiene la Argentina, todo país es valioso. No es fácil. Implica superar tendencias a priorizar tal o cual protagonista por razones históricas, culturales o, peor aún, ideológicas. Estrategias negociadoras que privilegien un país o una región con respecto a otras, no son recomendables para un país lejano a las líneas de alta tensión internacional, que por sus recursos naturales, su experiencia empresarial y laboral, su talento y creatividad, su diversidad cultural y étnica, tiene lo necesario para ser valorado por un espectro amplio de naciones y mercados. Para la Argentina, contraponer en la región el Atlántico y el Pacífico, en el mundo Europa, EEUU o China, o tal o cual países desarrollado o en desarrollo, no es recomendable.

Y la tercera es la de articular esfuerzos sociales en torno a objetivos de inserción internacional, que reflejen una visión asertiva de lo que el país aspira a lograr.


Félix Peña es Director del Instituto de Comercio Internacional de la Fundación ICBC; Director de la Maestría en Relaciones Comerciales Internacionales de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF); Miembro del Comité Ejecutivo del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI). Miembro del Brains Trust del Evian Group. Ampliar trayectoria.

http://www.felixpena.com.ar | info@felixpena.com.ar


Suscríbase al newsletter para recibir mensualmente un email con
los últimos artículos publicados en este sitio.


 

Regresar a la página anterior | Top de la página | Imprimir artículo

 
Diseño y producción: Rodrigo Silvosa