inicio | contacto | buscador | imprimir   
 
· Presentación
· Trayectoria
· Artículos y notas
· Newsletter (español)
· Newsletter (english)
· Radar Internacional
· Tesis de posgrado
· Programas de clase
· Sitios recomendados

Publicaciones
· Argentina y Brasil en
el sistema de relaciones internacionales
· Momentos y Perspectivas


  Félix Peña

 Universidad de Madrid | Facultad de Derecho | Años 1965-1966

Las sanciones en el sistema interamericano. La expulsión de un estado miembro de la Organización de los Estados Americanos

Índice | Introducción | Parte I | Parte II | Parte III | Conclusiones y Bibliografía


TERCERA PARTE, CAPÍTULO I
La Organización de los Estados Americanos.
Instrumentos institucionales básioos. Objetivos y Principios


A - Antecedentes. Período pre-Bogotá.

Al introducirnos en su reciente análisis sobre el Sistema Regional interamericano, Fenwick afirma que la Organización de los Estados Americanos representa un caso único de una institución política internacional, cuya existencia antecede su documento constitutivo [1]. En efecto, la Carta constitutiva de la Organización firmada en Bogotá en 1948, no crea una nueva unión internacional, sino que procede a dar bases jurídicas estables a una unión preexistente; a detallar sus principios y objetivos; y a proveerle órganos y agencias que asegurarían el cumplimiento de sus funciones. La Carta de Bogotá institucionaliza una asociación entre Estados soberanos, unidos en una larga cooperación orientada a la obtención de fines comunes. Pero al transformar esa simple unión internacional, en una unión internacional institucionalizada, el acto constituyente firmado en Bogotá da nacimiento en un sentido estricto, a una nueva Organización internacional, con personalidad internacional propia, y órganos independientes y diferenciados de los de los Estados que la componen.
Recapitulemos rápidamente los antecedentes de la Organización de los Estados Americanos, en lo que puede denominarse el período pre-Bogotá. La norma fundamental que da base a la cooperación de los Estados americanos en este período, es la Resolución del 14 de abril de 1890 que crea la Unión Internacional de las Repúblicas Americanas, y su oficina comercial, la Unión Panamericana [2]. A partir de esta Resolución de base, la evolución de la asociación de los Estados americanos, es regulada por las resoluciones de las distintas Conferencias celebradas en el período, y por los Tratados firmados de acuerdo a los procedimientos tradicionales entre los Estados participantes.

El balance del periodo, si bien positivo en cuanto se refiere a la evolución de los principios jurídicos y políticos que deben regular las relaciones entre los Estados americanos, es negativo por la confusión y la superposición de esfuerzos resultante del cúmulo de resoluciones aprobadas, y de órganos y agencias creadas con idénticos fines. Como afirman Thomas y Thomas, si bien no se puede negar que la falta de un instrumento institucional hizo flexible el sistema, y promovió el crecimiento de instituciones interamericanas a medida que las circunstancias lo exigían; al mismo tiempo la multiplicación de agencias creadas con fondos insuficientes y competencias inciertas, hizo que el sistema se transformara en algo excesivamente complejo y confuso [3].

La necesidad de reorganizar el sistema sobre bases estables de manera de centralizar y coordinar su funcionamiento, prevalece en la Conferencia de México de 1945. Los intentos anteriores, y especialmente aquel de la Sexta Conferencia inter-americana, habían fracasado ante el temor que manifestaban los Estados latinoamericanos, de transformar su cooperación voluntaria en una especie de super-Estado, que acentuara la influencia de los Estados Unidos, sobre el resto de los Estados participantes [4].

La Conferencia interamericana sobre Problemas de la Guerra y de la Paz celebrada en México en 1945 establece las bases que darían lugar a la posterior reorganización del sistema. En general, los autores concuerdan en la influencia que tuvo la creación de la nueva Organización mundial en el comportamiento de los Estados americanos en México. En efecto, la necesidad de impedir que las Naciones Unidas absorvieran finalmente al sistema regional, fue un factor esencial que impulsó a los Estados americanos a promover las bases legales de una nueva Organización que encuadrara en la categoría de organización regional dentro del marco de las Naciones Unidas, y al mismo tiempo mantener su propio sistema de seguridad colectiva delineado ya en las anteriores Conferencias interamericanas [5].

El principal resultado de la Conferencia, son las tres Resoluciones que constituyen los antecedentes inmediatos de los instrumentos básicos de la Organización de los Estados Americanos. La principal de ellas, la novena Resolución, se refiere a la necesidad de establecer una Carta o Pacto orgánico, que defina los principios y propósitos de la nueva Organización y establezca sus instituciones. La resolución octava, conocida con el nombre de "Acta de Chapultepec", establece las bases para la elaboración de un Tratado de Asistencia Recíproca y Solidaridad Americana. La tercera resolución a la que nos referimos, es la que establece las bases de un Sistema ínter-americano de Solución Pacífica de los Conflictos.



[1] FENWICK, Charles, "The Organization Cf American States (the inter-american regional system)", Washington 1963, p. 3; en el mismo sentido el autor citado en "The Organization Cf American States: The transition from an unwritten to, a written constitution", en AJIL, 59 (1965), p. 315.

[2] Cf. FENWICK, Charles, op. cit., pp. 33 a 39; THOMAS, Ann Van Wynen and THOMAS, A.J., "The Organization Cf American States". Southern Methodist University Press: Dallas, 1963, p. 35; CARNEGIE ENDOWMENT FOR INTERNATIONAL PEACE, "The International Conferenoes Cf American States", (1898-1928), Oxford U.P. 1931; PRINCE. Amedee, "Le Congres des trois Ameriques" (1889-1890), Paris, 1891, 763 pp. Sobre el periodo pre-Bogota" en general: CUEVAS CANCINO, Francisco, "Del Congreso de Panamá a la Conferencia de Caracas", Caracas 1955; YEPES, José Maria, "Del Congreso de Panama a la Conferencia de Caracas". Caracas 1955; del mismo autor, "L'Union Panamericaine: une synthese historique et juridi-que", Paris 1936; y "Le Panamericanisme au point de vue historique, juridique et politique". Paris 1936.

[3] Cf. THOMAS AND THOMAS, op. cit., p. 36.

[4] Sobre los distintos proyectos, y aquel aprobado en La Habana en 1928, cf. idem, p, 35.

[5] Cf. THOMAS AND THOMAS, op. cit., p. 36; FENWICK, Charles, op. cit., p. 70. Sobre la Conferencia de Mexico, ver además, KUNZ, Joseph, "The Interamerican Conference on Problems Cf War and Peace at Mexico City and the Problem cf the Reorganization Cf the Inter-American System", AJIL 39 (1945), P. 527; CANYES, Manuel. "The Inter-American System and the Conference Cf Chapultepec". AJIL 39 (1945), p. 504; "Conferencia Interamericana sobre Problemas de la Guerra y de la Paz", Mexico, 21 de febrero al 8 de marzo do 1945: Informe del Director General al Consejo de la Union Panamericana, U.P., Serie Congresos y Conferencias, nº 47 ,1945.



Félix Peña es Director del Instituto de Comercio Internacional de la Fundación ICBC; Director de la Maestría en Relaciones Comerciales Internacionales de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF); Miembro del Comité Ejecutivo del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI). Miembro del Brains Trust del Evian Group. Ampliar trayectoria.

http://www.felixpena.com.ar | info@felixpena.com.ar


Suscríbase al newsletter para recibir mensualmente un email con
los últimos artículos publicados en este sitio.


 

Regresar a la página anterior | Top de la página | Imprimir artículo

 
Diseño y producción: Rodrigo Silvosa