inicio | contacto | buscador | imprimir   
 
· Presentación
· Trayectoria
· Artículos y notas
· Newsletter (español)
· Newsletter (english)
· Radar Internacional
· Tesis de posgrado
· Programas de clase
· Sitios recomendados

Publicaciones
· Las crisis en el multilateralismo y en los acuerdos regionales
· Argentina y Brasil en
el sistema de relaciones internacionales
· Momentos y Perspectivas


  Félix Peña

NEWSLETTER SOBRE RELACIONES COMERCIALES INTERNACIONALES
2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011
2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004 | 2003 | 2002
LOS RESULTADOS DE LA RECIENTE CUMBRE ALC-UE DE LIMA:
Inversiones, seguridad jurídica y flexibilidad como conceptos dominantes.

por Félix Peña
Mayo 2008


 

La Cumbre de Lima tuvo una excelente organización. Participó un número significativo de los líderes políticos convocados.

La Declaración Final requerirá ahora de mecanismos idóneos para su puesta en práctica.

Uno de sus resultados concretos fue la idea de considerar la creación de una Fundación Euro-latinoamericana. La que existe entre la Unión Europea y los países del Asia, puede ser un precedente a tomarse en cuenta.

Más allá de sus resultados formales, tres temas tuvieron fuerte presencia en esta Cumbre. Ellos son el de las inversiones, la seguridad jurídica y la flexibilidad en las negociaciones de acuerdos de asociación.

La diplomacia de las Cumbres, cualquiera que sea el juicio sobre su relevancia, ocupa un lugar inevitable en las relaciones internacionales, tanto en el plano regional como en el inter-regional.

Su valor para cada país depende en gran medida de cómo prepara su participación en una Cumbre y de cuáles son los objetivos concretos que aspira a lograr con su presencia.

De allí la importancia de preparar con tiempo la participación del respectivo país - no sólo a nivel gubernamental, pero también en el parlamentario, empresario y de representaciones de la sociedad civil - a fin de lograr que una Cumbre produzca resultados valiosos para el interés nacional.


La V Cumbre América Latina y el Caribe-Unión Europea (ALC-UE), realizada el 16 y 17 de mayo en Lima, tuvo una excelente organización - el crédito ha sido del gobierno peruano - y un buen nivel de participación de los líderes políticos convocados. Estuvieron prácticamente todos los Presidentes latinoamericanos. Y por Europa, además de la Comisión Europea, un número significativo de países estuvo representado o por Jefes de Estado o por Jefes de Gobierno. Hubo excepciones notorias, siendo quizás la más relevante la de Gran Bretaña.
Los resultados formales de la Cumbre, constan en una extensa Declaración Final de 17 páginas y 57 puntos (su texto completo puede consultarse en el siguiente link). Se divide en tres partes. La primera se refiere al futuro de las relaciones bi-regionales y a las negociaciones de los pendientes acuerdos de asociación. Las otras dos se refieren a los temas centrales de la agenda, que fueron el de la pobreza, la desigualdad y la exclusión social, y el de la protección del medio ambiente, el cambio climático y la energía.

La próxima Cumbre bi-regional se realizará en España (aún no se ha definido en que ciudad, estimándose que probablemente será en Cádiz o en Sevilla) en el 2010. ¿Cómo asegurar entretanto el seguimiento de los puntos acordados en Lima? Es una preocupación que se observa desde hace tiempo en relación a la mecánica de trabajo entre las dos regiones. Tiene mucho que ver con el hecho que la región latinoamericana no presente el grado de organización y, por ende, de coordinación que sí tiene la europea. Por lo demás solo unos pocos de los puntos incluidos en la Declaración de Lima, tienen calendarios y hojas de ruta concretas para su incorporación a la realidad. Incluso reiteran mucho de lo que se ha sostenido en Cumbres anteriores. Quizá sea por ello que el Presidente Alan García, al clausurar como dueño de casa la Cumbre, señaló la importancia de asegurar en el futuro el seguimiento y cumplimiento de lo acordado.

Lo cierto es que los resultados de Lima, refuerzan la impresión de que será necesario en adelante poner más énfasis en los mecanismos de seguimiento de lo que se acuerda al más alto nivel político. La experiencia acumulada por la propia Unión Europea en otras regiones puede ser útil al respecto. En particular, algunos de los métodos de trabajo que se emplean en las relaciones con el Asia en el marco de la ASEM, podrían ser tomados en cuenta para futuros desarrollos en el ámbito euro-latinoamericano (ver al respecto el siguiente sitio).

En tal sentido, puede destacarse que uno de los compromisos de Lima apunta en la buena dirección. Es el contenido en el punto 53 de la Declaración Final, redactado en los siguientes términos: "Hemos decidido considerar la creación de una Fundación ALC-UE concebida como un estímulo para deliberar sobre estrategias comunes y acciones orientadas al fortalecimiento de nuestra asociación bi-regional, así como a aumentar su visibilidad. Con este objetivo, se establecerá un Grupo de Trabajo bi-regional abierto para preparar los posibles términos de referencia de dicha Fundación. Un informe será presentado a la Reunión de Altos Funcionarios, para ser considerado en su primera reunión de 2009".

La propuesta se habría originado en España y es por ello que puede estimarse que su concreción se producirá, o antes o durante la Cumbre del 2010 a realizarse en ese país. Fueron los parlamentarios de ambas regiones, en la reunión que realizaron también en Lima antes de la Cumbre, quienes impulsaron la iniciativa en los siguientes términos: "Crear una Fundación Euro-Latinoamericana para la promoción del diálogo entre los socios, de carácter mixto, en línea con las ya existentes para otras áreas geográficas" (ver documento).

Un precedente concreto de tal Fundación y que probablemente se tomará en cuenta en los trabajos preparatorios de su creación, es el de la Asia-Europe Foundation establecida en 1997 (sobre sus antecedentes, su organización y sus múltiples actividades, especialmente aquellas destinadas a profundizar las relaciones entre las sociedades civiles de ambas regiones, incluyendo los medios académicos, ver http://www.asef.org).

Pero más allá de los temas de la agenda formal, tres conceptos pueden destacarse como dominantes en muchos de los pronunciamientos que trascendieron de la Cumbre de Lima, incluyendo los de la Cumbre Empresarial realizada el día 15 de mayo (sobre la reunión empresarial, ver http://www.alcue2008.com/content/index.php).

Ellos fueron el de la inversión, el de la seguridad jurídica y el de la flexibilidad.

Perú, como país sede, puso mucho énfasis en demostrar cuán atractivo es para la inversión, incluyendo la extranjera. Fue un tema central del Presidente Alan García - excelente comunicador como lo destacara José Luis Rodríguez Zapatero, el jefe del gobierno español (ver en tal sentido la nota de prensa 1321 de la Presidencia del Perú en http://www.presidencia.gob.pe/contenido.asp) - quien, especialmente en la reunión empresarial, puso el acento en tres ideas. La de que la democracia no es viable si hay hambre, miseria, desocupación sin protección social. La de que el empleo resultante de la inversión productiva es el mejor programa social. Y la de que los modelos de cohesión social - un tema dominante en la Cumbre de Lima - no se pueden importar, ya que deben surgir de las propias realidades de cada país.

A su vez, el de la seguridad jurídica fue un concepto central en las presentaciones de Benita Ferrero-Waldner, la responsable de Relaciones Externas de la Comisión Europea. Especialmente ante los empresarios, recordó que el crecimiento económico es la resultante de la inversión productiva y que para que haya inversión - no sólo la extranjera - se requieren marcos legales que ofrezcan niveles adecuados de seguridad jurídica.

Y el concepto de flexibilidad estuvo presente en relación a las negociaciones pendientes para concluir los acuerdos de asociación, en particular en el caso de la Comunidad Andina de Naciones. Por un lado, la flexibilidad requerida por países de menor desarrollo relativo, especialmente por Bolivia y Ecuador, en cuanto a la posibilidad de introducir en el respectivo acuerdo, criterios y mecanismos de múltiples velocidades que tomen en cuenta las asimetrías existentes en sus relaciones con los países de la Unión Europea. Pero también, por el otro lado, en cuanto a la posibilidad de que puedan avanzarse acuerdos de la Unión Europea con aquellos países de la CAN que estuvieran dispuestos y en condiciones de así hacerlo. Concretamente ha sido éste el planteo que formularon los Presidentes del Perú y de Colombia.

De Lima ha quedado clara la idea de que la Unión Europea intentará concluir los acuerdos de asociación que están pendientes, especialmente con la CAN y con Centroamérica, durante el año 2009. Pero también ha quedado flotando la idea de que si ello no fuera posible, no habrá que excluir que finalmente se recurra a acuerdos bilaterales. Una impresión dominante es que la Unión Europea no ve como conveniente a sus intereses, el que no pueda celebrar acuerdos de libre comercio con aquellos países que ya lo han hecho con los Estados Unidos - tal el caso del Perú y de los de Centroamérica - o que pudieran eventualmente hacerlo en el futuro - tal el caso de Colombia -. Podría suponerse que el plazo del año 2009, tiene que ver precisamente con el impacto que en esta cuestión de la conclusión de acuerdos de libre comercio tendrá la política comercial que finalmente sigan los Estados Unidos una vez que asuma en enero próximo el Presidente que resulte electo en noviembre.

En tal sentido, se observa un creciente escepticismo en Europa con respecto a los acuerdos de integración en América Latina, al menos como ellos fueron concebidos hace ya unos años. Ello no implicaría abandonar la idea del apoyo a la integración regional - uno de los pilares, junto con la democracia y la cohesión social, de la estrategia europea de asociación bi-regional -, pero sí podría implicar una revisión en profundidad de los métodos que se emplean para lograr tal objetivo.

Tal como estaba previsto, en Lima no se registraron progresos en las negociaciones entre la Unión Europea y el Mercosur. Se reiteraron las posiciones conocidas, especialmente en cuanto al vínculo de tales negociaciones con los resultados que puedan obtenerse en la Rueda Doha - cuya conclusión este año sigue siendo incierta -, y también en cuanto a las responsabilidades respectivas en el fracaso en obtener, hasta el presente, el necesario equilibrio de lo que ambas partes están dispuestas a ofrecer. La Unión Europea mantuvo además, una nueva reunión bilateral con el Brasil, confirmando así su interés en desarrollar una relación especial al igual que con México.

Resulta útil extraer algunas conclusiones de este nuevo episodio de la diplomacia de las Cumbres. Una se refiere al carácter inevitable de las Cumbres. Cualquiera que sea la opinión que se pueda tener sobre su relevancia relativa, lo cierto es que ellas - sean las de alcance regional, como la próxima Cumbre de las Américas que tendrá lugar en Trinidad Tobago en abril de 2009 o inter-regional, como la Cumbre de la APEC también en Lima, en noviembre próximo - seguirán realizándose y que se han transformado en una dimensión ineludible de la diplomacia multilateral. El no asistir o el no tener una presencia significativa, puede tener costos que corresponderá a cada país el ponderar.

Otra conclusión se refiere al hecho de que sus resultados para cada país participante - más allá del alcance de sus Declaraciones finales -, dependen de la estrategia que desarrolle para aprovechar el respectivo evento en términos de su imagen internacional y de su capacidad de interlocución con otros países y, en particular, con aquellos que tienen un papel protagónico en el sistema internacional y en la competencia económica global.

Ello implica que en la agenda de cada país, conviene tener presente el calendario - y también la sede - de las próximas Cumbres relacionadas con los principales espacios de su inserción internacional. Una preparación adecuada trasciende a los respectivos gobiernos, ya que en forma creciente el impacto real y mediático de cada Cumbre depende también del grado de participación de empresarios, parlamentarios y representantes de la sociedad civil, especialmente en los eventos paralelos que suelen desarrollarse.

Además de las Cumbres del Mercosur - la próxima tendrá lugar en Tucumán en el mes de junio - y del espacio sudamericano - habrá una reunión extraordinaria a fin de este mes de mayo en Brasilia -, la Argentina tiene en su agenda la mencionada Cumbre de las Américas, las Iberoamericanas - en San Salvador este año y en Lisboa en el 2009 -, así como la VI Cumbre ALC-UE en España en el 2010 y en el mismo año, la Iberoamericana a celebrarse en Buenos Aires.


Lecturas recomendadas:

  • CEPAL, "Cohesión Social: Inclusión y sentido de pertenencia en América Latina y el Caribe", publicación conjunta de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) y Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), Santiago de Chile, 2007 (en http://www.cepal.org).
  • CEPAL, "La inversión extranjera en América Latina y el Caribe 2007", Unidad de Inversiones y Estrategias Empresariales de la División de Desarrollo Productivo y Empresarial de la CEPAL, LC/G.2360-P/E, Santiago de Chile, Mayo 2008 (en http://www.cepal.org).
  • Corrêa da Costa, Sergio, "Le nazisme en Amérique du Sud: Chronique d'une guerre secrète, 1930-1950", Ramsay, Paris 2007.
  • Dent, Christopher, "East Asian Regionalism", Routledge, London and New York 2008.
  • Facultad de Economía - Universidad Católica del Uruguay, "Cuaderno de Negocios Internacionales e Integración", Montevideo, Setiembre-Diciembre de 2006, Año XII, Nº 59-60.
  • Friedman, Max Paul, "Nazis y Buenos Vecinos: La campaña de EEUU contra los alemanes de América Latina durante la II Guerra Mundial", Machado Libros, Madrid 2008.
  • Fundaçâo Armando Alvares Penteado, "Revista de Economia & Relaçôes Internacionais", Sâo Paulo, vol 6, número 11, Julho 2007.
  • Fundación Konrad Adenauer y Secretaría del Mercosur (editores), "Segundo informe sobre la aplicación del derecho del Mercosur por los tribunales nacionales (2004)", KAS y Secretaría del Mercosur, Montevideo 2007.
  • Katzenstein, Peter J. and Takashi Shiraishi, "Beyond Japan: The Dynamics of East Asian Regionalism", Cornell University Press, Ithaca and London, 2006
  • Lafferriere, Ricardo, "Argentina en el mundo globalizado: Los caminos posibles", Ricardo Lafferriere, Buenos Aires 2008.
  • Madison, Angus, "Contours of The World Economy, I-2030 AD", Oxford University Press, Oxford 2007.
  • Organización Mundial del Comercio, "World Trade 2007, Prospects for 2008", Ginebra, abril 2008 (en http://www.wto.org).
  • O'Sullivan, John, "El Presidente, el Papa y la Primera Ministra: un trío que cambió el mundo", Gota, Madrid 2007.
  • Revista Política Externa: "Novos focos para a América Latina", Sâo Paulo, Vol.16 nº 4, Março/Abril/Maio 2008.
  • Roett, Riordan and Guadalupe Paz (editors), "China's Expansion into the Western Hemisphere: Implications for Latin America and the United States", Brookings Institution Press, Washington DC 2008.
  • World Bank, "Argentina: The Challenge of Reducing Logistics Costs", Sustainable Development Department, Latin America and the Caribbean Region, Washington, December 2006.

Félix Peña es Director del Instituto de Comercio Internacional de la Fundación ICBC; Director de la Maestría en Relaciones Comerciales Internacionales de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF); Miembro del Comité Ejecutivo del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI). Miembro del Brains Trust del Evian Group. Ampliar trayectoria.

http://www.felixpena.com.ar | info@felixpena.com.ar


Suscríbase al newsletter para recibir mensualmente un email con
los últimos artículos publicados en este sitio.


 

Regresar a la página anterior | Top de la página | Imprimir artículo

 
Diseño y producción: Rodrigo Silvosa